Pintemos los colores de la piel

Cuando nuestros alumnos colorean dibujos de personas, ¿de qué color pintan su piel? Todos quieren el color carne, ¿verdad? Y si no lo tienen, lo piden prestado a un compañero, y si no a otro, y así hasta que obtienen uno.

Pero… ¿Qué ocurre si no lo consiguen? Muchos son los que se frustan y no saben seguir. 

¡Pintemos los colores de la piel!

A continuación os dejo enlace a un proyecto que ya es real. Finalmente ha dado la luz, ¡felicidades! ¡Apostemos por un material escolar inclusivo y respetuoso con la gran diversidad que forma nuestra sociedad (Pincha aquí).

Y ahora os dejamos un pequeño regalo como reflexión. Es el poema de Léopold Sédar Senghor, titulado “Querido hermano blanco”.

Querido hermano blanco,
cuando yo nací, era negro,
cuando crecí, era negro,
cuando estoy al sol, soy negro,
cuando estoy enfermo, soy negro,
cuando muera, seré negro.

En tanto que tú, hombre blanco
cuando tú naciste, eras rosa,
cuando creciste, eras blanco,
cuando te pones al sol, eres rojo
cuando tienes frío, eres azul
cuando tienes miedo, te pones verde,
cuando estás enfermo, eres amarillo,
cuando mueras, serás gris.

Así pues, de nosotros dos,
¿quién es el hombre de color?

 

 

Esta entrada fue publicada en Alumnos, Aprendizaje significativo, Concienciación, Dibujar, Dibujo, Educación, Emociones, Escuela, Inclusión, Poemas, Poesía, Poeta, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *